Pasaron muchos años, no todos lo recuerdan

Análisis barrial de la televisión actual

Todo cambia para seguir igual , decìa nuestro filosòfico vecino.

Este era el motivo de su reflexión:

Hoy asombraria por su lentitud, por su ingenuidad, por su pobreza franciscana, pero en su momento «la barra macanuda» se enganchaba con un jovencisimo Fernando Bravo en pantalones oxford y camisas a rayas que por Canal 13, los sábados a las 13, presentaba las canciones que RCA después incluia en los discos de colores con que cerraban el negocio.

Alta Tensión, se llamaba el programa y quedó para siempre en un rincón de la memoria argentina que comparte con Música en Libertad, Ruidos, Voltops, Sótano Beaty Tip Top. Un género pulverizado por los videoclips.

Tras el boom que había sido en la década anterior El Club del Clan, volvían las casas discográficas a la TV para la difusión de sus productos.

Música en libertad en Canal 9 fue anterior. De alli salieron María Esther Lovero, Christian Andrade, Raúl Padovani, Silvana Di Lorenzo hacían fonomímica sobre hits conocidos y después se lanzaron a hacerlo por sí mismos.

Alta Tensión, en cambio, incluía modestos clips filmicos. Pese a que en el comienzo no compartian horario, la tensión creció y decidieron competir por el mismo espacio: Música en Libertad incluyó una versión sabatina y Alta Tensión una edición diaria de media hora.

Antes del marketing y la cultura juvenil omnipresente, estos programas servían para lanzar pasos de baile e imponer modas.

Pasaron muchos años, no todos lo recuerdan, pero todo sigue igual. O acaso con la guerra entre los programas de cocina no pasa algo parecido. Los cheffs y los cocineros junto a los famosos, compitiendo en formatos y canales, en los mismos horarios a lo largo del dìa, ccocina que te cocina. Y el año que viene, van por màs!…

Como digo, todo cambia para seguir igual ¿No les parece?