Un proyecto urbanístico que tuvo su primera aprobación legislativa

De nuestra redacción.- Fue aprobada en la reciente sesión y en “primera lectura” un «convenio urbanístico entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y una empresa constructora, destinado a convertir en un gran parque público con edificaciones comerciales y residenciales a los terrenos de la Costanera Sur en donde hace más de medio siglo se había empezado a levantar la frustrada Ciudad Deportiva de Boca Juniors».

El caso trata de unas 70 manzanas que comprenden «un polígono delimitado por la Avenida España, el canal fluvial contiguo al barrio Rodrigo Bueno y la ribera del Río de la Plata» y que al no tener actividad, hoy se han convertido en humedales con contención de espejos de agua con valor como reserva ecológica.

Para darle el uso que quiere el Gobieno de la Ciudad de Buenos Aires, la Legislatura de CABA debe avalar con su aprobación el convenio a firmarse con la empresa constructora y además aceptar las rezonificaciones que traerá aparejada la concreción de dicho proyecto.

En síntesis, el “Parque Público y Urbanización Costa Urbana”, necesita que la Legislatura de la CABA apruebe el convenio entre la Jefatura de Gobierno y la firma IRSA S.A. y con las rezonificaciones correspondientes.

Hasta ahora, según informe de la Legislatura porteña «lo aprobado por los diputados capitalinos se basó en un proyecto del Poder Ejecutivo que obtuvo despacho conjunto de las comisiones de Planeamiento Urbano y de Presupuesto. La presidenta de Protección y Uso del Espacio Público, Claudia Neira (FdT), hizo una observación al considerar que el asunto debió haber sido girado a su comisión. Daniel del Sol (VJ), miembro informante durante el debate, dijo que antes de la sanción definitiva del proyecto se tomarán en cuenta todas las propuestas de modificación que se planteen tanto en la Audiencia Pública como en las reuniones de las comisiones asesoras legislativas. Por tratarse de un expediente que requiere “doble lectura”, se prevé otro debate y votación, después de la Audiencia Pública.»

Estos terrenos pertenecían al estado y fueron dados al Club Boca Juniors en 1964 para la creación de lo que iba a llamarse la Ciudad Deportiva de Boca a Juniors, pero el proyecto encabezado por Alberto J. Armando, por ese entonces presidente del Club quedó inconcluso y abandonado. Esos terrenos están ahora en jurisdicción de la Ciudad Autónoma, y algunos fueron previamente vendidos.

Aún quedan vestigios de lo que quiso ser, un sueño que no se concretó y que hoy resurge de la mano del Gobierno de la ciudad como emprendimiento urbanístico.-

«El plan propuesto contempla destinar un 67% de la superficie a espacio de uso público, con la preservación de espejos de agua y humedales, y el resto sería destinado a un desarrollo urbanístico de conjunto residencial, viviendas colectivas, comercios, servicios, establecimientos de educación y salud. La aprobación en primera lectura fue por 37 votos positivos de VJ, UCR y PS, con 20 votos negativos del FdT y la izquierda.»

El tema ambiental no es sencillo, y los resultados de la Audiencia Pública van a pesar también en la toma de la decisión legislativa, que sea cual fuera, afectará en nuestra comuna.