Dos talleres textiles clandestinos fueron clausurados en Flores y Nueva Pompeya

De nuestra redacción-En las últimas horas se realizaron múltiples inspecciones a talleres textiles que presentaban ciertas irregularidades cuyo y  desenlace fue la clausura de los mismos, según informó la Policía de la Ciudad. Dichos talleres se encuentran  ubicados en los barrios de Nueva Pompeya y Flores.  La Agencia Gubernamental de Control (AGC) clausuraron los mencionados talleres textiles. La causa fue las diversas irregularidades que hallaron al ser inspeccionados por la Policía de la Ciudad.  Para cumplir con el objetivo, actuaron en conjunto diversos organismos, que fueron los encargados de realizar las investigaciones correspondientes según su área de influencia.

Este hecho se pudo llevar a cabo con éxito gracias a las diversas instituciones que brindaron su apoyo: La División Sumarios y Brigadas de la Comuna 7 y efectivos de la Comisaría Vecinal 4 de la Policía de la Ciudad.  Y además participaron representantes de AGC y de la Dirección General de Coordinación Operativa, junto a la colaboración de  inspectores de la Agencia de Protección Ambiental (APrA) y del Ministerio de Trabajo. dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana. Ellos fueron los encargados de encabezar y llevar adelante los operativos.

«En las últimas horas se realizaron inspecciones a talleres textiles cuyo resultado fue la clausura debido a ciertas irregularidades, según informó la Policía de la Ciudad. Los mismos están ubicados en los barrios de Nueva Pompeya y Flores» 

En cuanto a la propiedad ubicada en la avenida San Pedrito al 1100, los oficiales se encontraron con un taller que funcionaba en la planta baja y una pensión en el primer piso.

La clausura se efectuó por distintas causas y por dos organismos diferentes que encontraron motivos de sobra: Después  de inspeccionar las condiciones del lugar, la Dirección General de Protección del Trabajo clausuró el taller, mientras que la parte habitacional del piso superior fue cerrada por la AGC por no contar con la habilitación ni con las normas necesarias de salubridad.

La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 22, a cargo de la doctora Mariela de Minicis y ante la Secretaría Única de la doctora Ivana Petroni, dispuso labrar un acta por violación de clausura e intimar al morador, un hombre de nacionalidad china de 49 años, para que retire las dos garrafas que se encontraban en el lugar por no tener las necesarias medidas de seguridad y para evitar el riesgo un accidente.

El segundo taller inspeccionado fue en la calle José Barros Pazos al 1800, en Nueva Pompeya, donde los efectivos fueron recibidos por una mujer de 34 años de nacionalidad boliviana.

Al ingresar, los policías y representantes de diferentes organismos municipales constataron que la propiedad tenía tres pisos y en la planta baja se hallaron máquinas de coser, recortes de telas y bultos, mientras que en el segundo y tercer piso había varias habitaciones con camas, algunas de ellas en estado de insalubridad y humedad en las paredes.

Se contabilizaron 13 personas en el interior y su mayoría se encontraba trabajando en el momento de la inspección.

Se hizo presente personal de Trata de Personas de la Policía de la Ciudad, con el objetivo de corroborar si en el lugar se llevaba a cabo ese ilícito. Luego de la investigación correspondiente, se concluyó que el resultado era negativo.

Luego de consultar con el magistrado interventor, la AGC procedió a la clausura de la propiedad.

Participaron también aquí representantes de UOFI, DGPDT, DGCONTA y DGFYC.