El Hospital Garrahan, orgullo de nuestra comuna. controla la epidemia de IRAB

De nuestra redacción.- Tal como lo anticipáramos en una nota anterior, el Hospital Garrahan estaba aumentando su capacidad previniendo un brote epidemiológico muy fuerte de las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB).

Esta actitud surgìa a raiz de la información sanitaria que llegaba del hemisferio Norte y que daba cuenta de la gravedad de este brote

Para ello se creò un Comité de Crisis encargado de tomar las decisiones necesarias para ampliar la capacidad de trabajo y el espacio físico ante una situación de emergencia como la que se avecinaba y mantener así la excelencia del servicio.

Los pronósticos se cumplieron, en mayo se internaron 1500 pacientes, lo que aumentó en un 15% y en junio el incremento fue mas de un 32%, siempre en relación al 2017.

Pese a estos números, la situación no colapsó y el servicio mantuvo su nivel de excelencia «gracias a la optimización del uso de las camas, favoreciendo la disponibilidad para pacientes con enfermedades respiratorias graves; la creación de la Unidad de Contención Estacional (UCE); la contratación de camas en el Hospital Militar como reaseguro; la implementación de una guardia de laboratorio para estudios virológicos para días no laborables; las derivaciones a través de las obras sociales de los pacientes con cobertura; y el trabajo en red con otros centros de la ciudad, la provincia y el país.» nos informaron sus autoridades

Pedro Rino, Coordinador de la Unidad de Emergencias del Garrahan, se mostró satisfecho de los resultados obtenidos: “ logramos una mejor atención, otorgando un mayor confort para los niños, sus cuidadores e incluso para aquellos que somos responsables de brindar la atención”.

Cabe destacar que en este momento la opcuoación es del 100%.

Ya dimos cuenta en notas anteriores de la reconstrucción de la UCE, espacio de 700 metros cuadrados, totalmente acondicionada para la emergencia que agregó 40 camas a las ya habilitadas enel Garrahan y de 20 camas más contratadas en el Hospital Militar.

Allí, entre mayo y Junio fueron derivados 187 pacientes tratados por personal médico de las dos instituciones usando también el complemento de tecnología de comunicación, tales como video conferencias «entre la Oficina de Comunicación a Distancia (OCD) del Garrahan y el Hospital Militar y se incorporó el entorno virtual de consultas a distancia, en donde los pediatras acceden a los estudios y realizan la evolución de los pacientes.»

Por otra parte, también están en contacto con Centros de Salu de todo el país volcando su experiencia y interrelaciionendo datos sobre la epidemia.

Además e agregó una Guardia de Virología, para poder detectar lo más rápido posible, si se trata de un virus respiratorio lo que aqueja al paciente, ya que las internaciones deben ser lo más seguras posibles

De acuerdo a lo esperado, y si sigue patrones de años anteriores, es de esperar que disminuyan los contagios en las vacaciones de invierno y en octubre empiecen a decrecer los casos.

Por la importancia de esta información, para los vecinos de nuestra comuna y también para todos los padres, damos aquí las recomendaciones que el personal médico del Hospital Garrahan, para poder actuar a tiempo contra las (IRAB).:

Se recomienda que padres, madres y cuidadores controlen la respiración de niños y niñas, con especial atención a los menores de 2 años y fundamentalmente a los menores de 3 meses, debido a que en ese rango de edades se presenta mayor riesgo de padecer cuadros más graves. Se debe observar si presentan esfuerzo, si se agitan o tienen esfuerzo o quejido al respirar o dificultad para dormir o alimentarse. En esos casos, se debe acudir a la institución de salud más cercana.