Falsos operarios, uno con pedido de captura, detenidos en la General Paz luego de intento de robo en Devoto

 

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a dos delincuentes, uno de ellos con pedido de captura por una causa de drogas, luego de una persecución que terminó en la colectora de la avenida General Paz tras un intento de robo a domicilio de jubilados del barrio de Villa Devoto.



Personal de la Comisaría Vecinal 11 B de la Policía de la Ciudad fue alertado por la presencia de tres hombres que se hacían pasar por operarios de una empresa de telefonía para ingresar a las propiedades y cometer los robos.



Luego de verificar que estos tres delincuentes habían entrado a una vivienda de la calle Desaguadero al 4100, donde residen dos jubilados de 90 y 93 años, un vecino alertó al 911.


La llegada de los efectivos fue captada por los ladrones, que se dieron a la fuga sin lograr su cometido en la propiedad. 



En el lugar fue detenido uno de los delincuentes, mientras que los dos otros huyeron en una camioneta utilitaria Chevrolet Combo blanca, siendo perseguidos por móviles de las Vecinales 10 B y 11 B.



Los ladrones colisionaron contra un poste en la colectora de la avenida General Paz, altura puente Víctor Hugo, y detrás de ellos chocó uno de los patrulleros. Allí, uno de los delincuentes pudo huir y el otro simuló sacar un arma y, tras dar caso omiso al pedido de alto de los policías, recibió un disparo en la pierna izquierda y fue reducido.


Los dos efectivos policiales fueron trasladados al Hospital Zubizarreta, por politraumatismos, y el delincuente herido, sin riesgo de vida, fue llevado al Hospital Vélez Sarsfield con custodia policial.



Al identificar a los detenidos, se corroboró que uno de ellos tenía un pedido de captura vigente por una causa de drogas de noviembre de 2020.



Dentro del utilitario que utilizaban los ladrones se encontraron precintos y elementos de telefonía, además de herramientas. 


Intervino el Juzgado Criminal y Correccional Número 1, a cargo de la doctora Angulo, Secretaría 125 de la doctora Lindheimer, que dispuso que las pericias las haga personal de Policía Federal y secuestrar la camioneta que utilizaron los delincuentes y la pistola Bersa Thunder del oficial policial.