La comunicación no verbal: lo que no puede expresarse en palabras

De nuestra redacción.- Los sentidos, esas actitudes del alma que reciben impresiones externas por medio de ciertos órganos corporales, se encuentran en el principio de la comunicación.

Atravesados por la cultura, experimentan sensaciones a la manera de cada personalidad, de cada historia, de cada cuerpo.

Percibimos el mundo a través de ellos y cuando nos expresamos, los lenguajes son herramientas que utilizamos para describirlo y darle forma. Por eso, la interpretación de los olores, los sabores, lo palpable, lo audible y lo visible, poseen un caracter social, ade más de emocional.

Los sentidos nos conectan con el mundo que nos rodea en un ir y venir de sensaciones de todo tipo, agradables y desagradables, esperadas e inesperadas , es el mundo exterior que se manifiesta y ante el que nos manifestamos, en silencio, solo sintiendo.

Y, es casi seguro que no podríamos traducirlo en palabras porque los sentidos tienen su lenguaje propio, exclusivo e inherente a cada individualidad, está ligado a su historia, a sus experiencia y casi diría a su propio cuerpo.

Las personas que por alguna deficiencia física no pueden expresarse verbalmente, lo hacen de otras mil maneras distintas.

Los gestos, por ejemplo son una forma de expresión casi instintiva, porque el hombre en su acepción más genérica es esencialmente social y necesita expresarse. Por eso es necesario que, ante el avance tecnológico haya una mayor inclusión y la posibilidad deescuchar al otro y que nos escuchen, aún sin palabras

Ante el predominio que en las sociedades occidentales y cristianas tiene el lenguaje hablado, en este informe especial analizamos la denominada comunicación no verbal, trazando el siguiente y caprichoso recorrido: El cuerpo como lenguaje y significante; los gestos a través de la PNL: el baile en las discos Caix y El Club; la danza a través de El Descueve; los mimos, con Angel Elizondo y Visita mimada en el Teatro Cervantes, los olores; la comida; el cine mudo; la problemática de los sordomudos con los medios audiovisuales y además, reseñas bibliográficas en el dossier Libros y Revistas.