La Policía de la Ciudad detuvo a un profanador de tumbas en el cementerio de la Recoleta

La Policía de la Ciudad detuvo durante la madrugada a un delincuente de 56 años que se dedicaba a la sustracción de placas metálicas de tumbas y panteones del Cementerio de la Recoleta, ubicado sobre la calle Junín al 1.700.

Personal de vigilancia del mausoleo observó al sujeto merodeando algunas bóvedas en horario en el que el cementerio se encontraba cerrado al público. Ante esta situación, se alertó al 911, que envió rápidamente al lugar a la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaria Comunal 2.

Al llegar, los efectivos visualizaron al ladrón, que con un morral caminaba por las instalaciones  del cementerio. Se impartió la voz de alto para lograr su identificación, pero el sujeto hizo caso omiso a la orden policial intentando darse a la fuga a la carrera por los pasillos y entre las tumbas.

Tras una breve persecución, el personal policial logró alcanzarlo y reducirlo.

Efectuada la requisa del imputado, se descubrió que dentro del morral, el delincuente llevaba cinco placas fúnebres de bronce recientemente sustraídas.

Realizadas las consultas con la Fiscalía Criminal y Correccional N° 37, a cargo de la Dra. Romina Monteleone, se adoptó el trámite de flagrancia para la causa caratulada «Tentativa de robo» disponiendo además el traslado del ladrón, de 28 años, a dependencias de la Policía de la Ciudad.