Nuestra Comuna: Los gloriosos colores de Huracán

LR.-El Club Atlético Huracán no posee un escudo, sino una insignia que lo identifica inequívocamente. La misma consiste en un globo rojo sobre fondo blanco y se utilizó con su primera camiseta de color blanco. Se inspiró en el globo aerostático del mismo nombre, propiedad del ingeniero Jorge Newbery, que cobrara notoriedad a fines de 1909 al realizar una travesía considerada una hazaña para la época, cruzando tres países: Argentina, Uruguay y Brasil. Fue adoptado como tal en 1910, previa aceptación de Jorge Newbery, traducida en una carta dirigida al presidente de la institución, fechada en febrero de 1911. Este nexo se reforzó luego de realizar dos ascensos seguidos en los años 1912 y 1913, pasando de la 3a. a la 1a. división sin interrupción, como cantidad de países atravesó el globo Huracán en su proeza de diciembre de 1909.

Dicha insignia será posteriormente adoptada por innumerables instituciones homónimas a lo largo y ancho del país, e incluso en el exterior, las cuales tuvieron nacimiento inspiradas en la repercusión del Club Atlético Huracán original.

Desde su fundación, Huracán tuvo su cancha en cuatro lugares distintos. La primera estaba ubicada Cachí y Traful, en la Estación Pompeya; y jugó allí varios partidos por ligas independientes y por la Tercera Liga. Luego obtuvo en préstamo un terreno en la calle de la Arena, hoy llamada Almafuerte, que fue usado durante su estadía en Segunda, en 1912 y 1913. Luego, entre 1914 y 1923, se mudó a Avenida La Plata y Chiclana (barrio de Pompeya). Finalmente, Huracán emplazó su cancha en Av. Alcorta y Luna, y jugó su primer partido en ese lugar el 17 de agosto de 1924, venciendo en un amistoso a Colón de Santa Fe con goles de Saldías. En ese estadio, cuya estructura era de madera, jugó hasta el 22 de noviembre de 1942, momento en que se cerró para dar comienzo a la construcción del actual. Mientras tanto, utilizó las canchas de Ferro y San Lorenzo.

Un nuevo estadio, conocido en un principio como Jorge Newbery y luego llamado Tomás Adolfo Ducó, abrió sus puertas el 7 de septiembre de 1947, frente a Boca Juniors, y fue inaugurado oficialmente el 11 de noviembre de 1949, ganándose el apodo de «El Palacio», cuarto estadio de cemento construido en Argentina, después de Independiente, River Plate y Boca Juniors. Al inaugurarse con capacidad superior a 100.000 personas, era el más grande de Sudamérica (tal cual lo detalla Homero Manzi). Su nombre actual conmemora a Tomás Adolfo Ducó, quien fuera presidente de la institución en varias oportunidades entre 1938 y 1955. Tiene capacidad para casi 50.000 espectadores y es uno de los más grandes del país. El campo de juego mide 105 x 70 metros.

Logrando una reproducción de la cancha bastante exacta, se realizó hace unos años una maqueta del estadio. La maqueta fue realizada a escala propia, en forma particular y sin fines de lucro, por Mauro Armando Caputo, en el año 2012, y fue terminada en 30 días completos aproximadamente.

El 3 de abril de 1939 el club adquirió ocho lotes ubicados en la Av. Caseros 3159 en Parque Patricios, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una superficie de 4.000 m2, en un remate de lo que anteriormente había funcionado como una fábrica de vidrio. La construcción estuvo a cargo del arquitecto Miguel Curuchet, inaugurándose la primera parte el 27 de enero de 1940 y la culminación de las obras, el 9 de agosto de 1941. En ella se practican distintas actividades, destacándose hockey sobre patines, futsal y boxeo, también se encuentran allí la secretaría de socios, la Asociación Mutual de Veteranos y el local de venta de artículos quemeros Globomanía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*