Un detenido y más de 40 celulares secuestrados en inspecciones en Barrio Zavaleta

 

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a un hombre por comercializar teléfonos celulares denunciados como robados e incautó más de 40 equipos adulterados y sin documentación, en el marco de inspecciones a locales en el Barrio Zavaleta.



Personal de la División Conductas Informáticas Ilícitas de la Policía de la Ciudad encabezó los procedimientos juntos a inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y de la Dirección General de Coordinación Operativa, dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana.



Las inspecciones se hicieron en locales ubicados sobre la avenida Iriarte.


El primero de los negocios visitados fue clausurado por la AGC por falta de medidas de seguridad y no se encontraron elementos constitutivos de otro tipo de delito.



Luego, en el segundo local se identificó al encargado y se encontraron 13 celulares denunciados como robados ante el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y 4 adulterados, además de 16 pantallas, 10 módulos, 34 baterías, 41 carcazas y 27 dispositivos móviles más que no contaban con documentación que respaldara su procedencia.



Además, fue clausurado por infracción a la Ley 6.009.



El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 11, a cargo del doctor Julián Ercolini y ante la Secretaría Número 22 de la doctora Charnis, avaló lo actuado por el personal policial y ordenó la detención del encargado del segundo local, como así también el secuestro de los elementos encontrados.



Se labraron actuaciones por infracción a la Ley 25.891 (Ley de Comunicaciones Móviles).