Un hito en la historia del Club Barracas Central

De nuestra redacciòn El pasado 12 de diciembre se cumplió un nuevo aniversario del ascenso de Barracas en la temporada 81. Tras una infartante ronda final, el Guapo coronó fin de año con el regreso a la “C”.

Todo comenzó un año atrás, cuando en cancha de Estudiantes de Buenos Aires, Central y Flandria debieron jugar un desempate para saber quién iba a estar condenado a jugar en la última categoría. El Canario llegó a la fecha 38 con dos puntos de ventaja sobre Barracas, quien esperaba el milagro: tenía que conseguir un triunfo y aguardar una caída de los de Jáuregui. Y así fue… Flandria cayó como local ante el Deportivo Morón -campeón y ascendido- y Central derrotó a Lamadrid en Devoto.

El desempate en Caseros dejó una caída que, en corto plazo, se sanearía. El 13/12/1980 Barracas bajaba nuevamente a la “D”, con la esperanza de regresar lo más pronto posible al lugar que le pertenecía.

El 1° de abril del 81 disputó la primera fecha frente a Defensa y Justicia, en Florencio Varela. Tras 6 temporadas, Central jugaba un partido oficial en la división menor, dejando como saldo un empate 2-2.

Cabe recordar que los dos primeros de cada zona jugaban un minitorneo de 6 fechas, donde estaban en disputa dos ascensos.

Tanto el Guapo como el Halcón de Varela clasificaron al certamen final, acompañados por Muñiz e Ituzaingó -ganadores de la otra zona-.

En la 6ta. y última jornada, el Rojiblanco se consagró ganador de la ronda final y ascendió a la Primera C, tardando 364 días en volver. En un torneo vibrante y difícil, las cosas se ponían en su lugar con el ascenso barraqueño. El otro ascendido fue Muñiz, quien en un desempate derrotó a Ituzaingó en el viejo estadio de Morón.

Fuente: Club Barracas Central